Make your own free website on Tripod.com

Hablando del amor

Voy hablando del amor mientras camino
por el valle de flores de la muerte.

Flores del abismo
para matar el llanto
abismo de la sangre
para matar el llanto
sangre del deseo
para matar el llanto
deseo de la carne
para matar el llanto.

Voy hablando del amor mientras camino
por el valle de flores de la muerte.

Madre Tierra

Alguien te dio tu propia vida
fruto de un amor doloroso.
Alguien te dio tu propio nombre
y marcó tu paso.
Te dio la leche blanca de la luna
sacada de un pezón de raso.

Tú...y quién eres tú
si no existiera Madre Tierra
Tú...quién eres tú.

Alguien trazó tu camino
dentro de la selva,
todo te lo dio sin nada a cambio.
Alguien besó tu frente con la boca fresca
y cada noche puso un ángel en tu cuarto.

Tú...y quién eres tú
si no existiera Madre Tierra
Tú...y quién eres tú.

Madre Tierra, más mentira que verdad
solamente es una idea de mi mente
un recuerdo para olvidar.

Llanto Subterráneo

Es un mal sueño largo,
una tonta película de espanto,
un túnel que no acaba
lleno de piedras y de charcos.
¡Qué tiempo éste, maldito,
que revuelve las horas y los años,
el sueño y la conciencia,
el ojo abierto y el morir despacio,
el morir despacio!

Voy a volverme un llanto subterráneo.
Voy a volverme un llanto subterráneo.

Recién parido en el lecho de la muerte,
criatura de la paz,
recié niño del sol del rostro negro,
arrullado en la cuna del silencio,
mamando oscuridad, corazón desierto.

Niño mío,
cielo enterrado y manantial aéreo,
voy a volverme un llanto subterráneo.

Vagabundo

En un lugar desierto creí morir de sed
y un animal preñado de luz me dio de beber.

Lenguas de sol, beber a tragos el placer
y sentir la boca del miedo
tú y yo arena y escorpión
en un mar de fuego
bajo el beso de la noche.

Rodando por el mundo camino, camino
Pregunto a la Quimera el enigma del destino
Nómada loco, noctámbulo y soñador
Un vagabundo.

Arena y luz, esperma y olor de juventud
Lenguas de sol, beber a tragos el placer
Sentir la boca del miedo
tú y yo arena y escorpión
en un mar de fuego
buscando la Quimera
bajo el beso de la noche.

Lenguas de sol, oasis de amor, poetas en el Edén
al fin te encuentro en esta hoguera
beso el fuego
y no me quemo.

Rodando por el mundo camino, camino
Pregunto a la Quimera el enigma del destino
Nómada loco, noctámbulo y soñador
Un vagabundo
trono sin rey
Un vagabundo
Templo sin dios
Un vagabundo.

Penélope

Me despierto en el alba soñando no sé qué
desayuno con lluvia y te recuerdo en el café
soñé tu figura lejos
esperando en los suburbios del olvido
y me vi solo, zarpando en barcos de oro
que llené con regalos para ti
y luego vi que por celos, el mar de mis tormentos
se tragaba el barco, el tesoro y aquel loco que era yo
y todo naufragó.

Qué lejos tú, qué lejos yo
los escombros de mi vida se deslizan por la lluvia
recordando a Penélope.

Me abandono a las olas, me escupen del mar
han pasado los años, nadie sabe dónde estás.
Las calles desiertas por la noche
y tu cara se dibuja en mi memoria
los árboles se abrazan
como bosques de esqueletos en la lluvia
y mi sueño naufragó.

Qué lejos tú, qué lejos yo
llueven lágrimas de menta y me emborracho de amargura
olvidando a Penélope.

Qué lejos tú, qué lejos yo
los escombros de mi vida se deslizan por la lluvia
olvidando a Penélope
me refugio en las tabernas y me vuelvo taciturno
olvidando a Penélope
Qué lejos tú, qué lejos yo
lo que queda de mi vida lo malgasto en los tugurios
recordando a Penélope.

Delirios

El reloj de la suerte marca la profecía
deseo, angustia, sangre y desamor
mi vida llena y alma vacía
yo soy el público y el único actor
en mis delirios

confusión en mis delirios.

Grito, grito los nombres pero nadie responde
perdí el camino de vuelta al hogar
sé que estoy yendo no sé adónde
busco el principio y sólo encuentro el final
en mis delirios

el final en mis delirios.

Termina el sueño y suena el disparo
soy el delirio, soy la confusión
soy como un verso equivocado
y la muerte deja caer el telón.

Soy el delirio, la confusión
delirio y confusión
confusión en mis delirios
confusión en mis delirios.

Para no Olvidar

Morir es retirarse, hacerse a un lado,
ocultarse un momento, estarse quieto,
pasar el aire de una orilla a nado
y estar en todas partes en secreto.

Morir es olvidar, ser olvidado,
refugiarse desnudo en el discreto
calor de Dios, y en su cerrado
puño, crecer igual que un feto.

Morir es encenderse bocabajo
hacia el humo y el hueso y la caliza
y hacerse tierra y tierra con trabajo.

Quiero morir y volver a empezar

Murió al amanecer, murió al amanecer

Quiero vivir y volver a empezar
morir y no olvidar
morir y volver a empezar.

Blanca Mujer

New Orleans
a primeros de abril
en el noventa y cuatro
El está condenado a morir
por amar demasiado

Si quisieras ahora venir
y acabar de una vez con mi vida
yo te lo pido blanca mujer
que me lleves a tu eterna guarida.

Tengo tantas ganas de ti
pero no puedo llevarte ahora.
Te toca todavía vivir
porque aún no te ha llegado la hora.

Soñó una foto virtual
de su amor enlutado.
El esta condenado a morir
por amar demasiado.

Si quisieras ahora venir
y acabar de una vez con mi vida
yo te lo pido blanca mujer
que me lleves a tu eterna guarida.

Nadie quiere nada de mí
y tu quieres que te quite la vida
pero no soy dueña de mí
solo espero la campana de arriba.

Tengo tantas ganas de ti
pero no puedo llevarte ahora.
Te toca todavía vivir
porque aún no te ha llegado la hora.

En un día de primeros de abril
hay un hombre esperando a morir.

Vértigo

Un sol negro, negra luz
los perros vomitan plástico azul
los relojes marchan al revés
y el invierno aparece bajo tus pies.

Siento vértigo siento vértigo
Siento vértigo siento vértigo.

Hay un maldito ruido
en este gran carnaval
y en el palacio del fuego
hay un extraño animal
que se apodera de ti
que se apodera de mí

Negro sol, sol de llanto
de mi adicción y mi quebranto.
Negro sol verde luna
la carne rota y el alma cruda.

Siento vértigo siento vértigo
Siento vértigo siento vértigo.

Negro sol, sol de llanto
de mi adicción y mi quebranto.
Negro sol verde luna
la carne rota y el alma cruda.

Vivir

Vivir
solamente por dejar mis huellas
y por grabar mi nombre en un altar,
malgastar mi tiempo yo no lo haré jamás
ni por ti
ni por mí
ni por nadie.

Amar
solamente por sentirme superior,
ser como un dios que solo puede dar amor,
yo no soy capaz de ser tan tonto, no.
Ni por ti
ni por mí
ni por nadie.

Deja que bailen los dioses
deja que los héroes bailen
que yo sólo soy un hombre
bailo solo para nadie.

Eminencia, ya no soy feliz,
Me siento solo,
la vida me maltrata.
No soy digno de su confianza
y no merezco su trato.
Siento verle, le he decepcionado.

Jamás
exhibiría mi alma en un museo
ni subastaría mi amor a un comprador
Ni por ti,
ni por mí,
ni por nadie.

Deja que bailen los dioses
deja que los héroes bailen
que yo sólo soy un hombre
bailo solo para nadie.

Ni por ti, ni por mí, ni por nadie.

Brujería

Guardo toneladas de poesía explosiva
junto a mi cama
y una pistola cargada de miedo
bajo mi almohada.

Guardo palabras del infierno y del cielo
risas prohibidas
y gritos tan fuertes que parecen silencios
que hacen heridas.

Poesía, brujería
poesía, brujería.

Guardo las fórmulas de un viejo adivino
entre mis libros
que no se pueden pronunciar en voz alta,
o estás perdido.

Guardo las lenguas que consumen los hielos
en mi cabeza
y terremotos de oraciones
que no se rezan.

Poesía, brujería
poesía, brujería.

La Flor del Frío

Dile que no tengo otra canción.
Dile que no tengo otra canción, que se deje de cosas
que la canción que voy a cantar esta noche
es la de todas las noches, la de siempre,
La Flor del Frío.

Noche en Londres, besos furtivos
tal vez sois como niños
tal vez ya descubrís juegos prohibidos
y hartos de luna, sentís
por vez primera soledad.

Buscáis la flor del frío
voláis lejos de aquí
soñáis, hurgando en el dolor
soñáis.

En esa casa de Camden Town*
viven dos clandestinos al acecho del amor
-¡son esos dos!
señalaban los gobiernos
con la misma mano del crimen
que hoy os da el perdón.

Vuestros versos ya no importan
y no importa quién fue quién
una lápida al escándalo
y esa sórdida pared en Camden Town.

Buscáis la flor del frío
voláis lejos de aquí
soñáis huyendo del dolor
y lloráis con la flor del frío.

Amantes hasta el Fin

Juntos al fin...
Amor y juventud
y al fondo niebla y luz
donde irán?
Dos siluetas cruzaban los pantanos del dolor
y en la otra orilla de la noche
duelo y desolación.

Amantes hasta el fin
dormidos bajo el agua están dos sepulcros y un amor
no más lágrimas no más dolor

Amantes hasta el fin
poetas de la oscuridad bajo el frío mármol gris
que no mueran jamás quienes amen así.

Amor
amémonos sobre las tumbas en silencio
como estatuas bajo el mar
los dos unidos por las algas del olvido
y olvidar
las cosas del mundo en este anochecer
nada importan ya.

Amantes hasta el fin...

Mientras Camino

Instrumental


BACK

HOME